¿Cómo conservar la trufa fresca?

La trufa fresca es uno de los productos más selectos y preciados de la alta gastronomía. Su delicada conservación hace de ella un alimento que se debe consumir con rapidez.

La trufa fresca es uno de los productos más selectos y preciados de la alta gastronomía. Su delicada conservación hace de ella un alimento que se debe consumir con rapidez, no sobrepasando nunca los 12 días en el frigorífico o un año si se conserva en el congelador. Es por ello que la logística es básica para garantizar siempre que la trufa ha sido recientemente extraída de la tierra.

El tiempo de conservación en fresco puede variar en función de la variedad de trufa. Las trufas blancas y las trufas negras son productos muy perecederos, en cambio, las trufas de verano tienen una vida en fresco algo mayor.

Se deben consumir en un periodo máximo de 12 días, siendo guardadas en la nevera y dentro de un recipiente de cristal. La temperatura de refrigeración debe estar comprendida entre los 2ºC y 4ºC. En casos puntuales, se puede poner arroz dentro del recipiente, de esta manera absorberá la humedad y el periodo de conservación será mayor.

Otro método de conservación puede ser utilizar un recipiente hermético (que no sea de plástico) o un recipiente de barro con papel absorbente o un trapo ligeramente húmedo.

Un sistema de conservación algo más laborioso sería sumergiéndola en alguna variedad de vinagre suave como el de manzana, brandy, jerez seco o aceite de girasol. De esta manera, la duración de la trufa en fresco será mucho mayor. Cabe destacar que, con el tiempo, acabará perdiendo su propio aroma y tomará el propio del vinagre.

La mejor manera para conservar la trufa durante un largo periodo sería congelándola. La mejor manera para garantizar que no pierda sus propiedades sería envolviéndola con film transparente. Es importante asegurarse de que la trufa no respire, pues de lo contrario esta perderá su aroma. Cuando se precise su uso, se deberá retirar únicamente la cantidad deseada, evitando así que se descongele el resto.

Siguiendo estos consejos de conservación, podrá disfrutar de este maravilloso producto con total tranquilidad.


Publicación más antigua Publicación más reciente