Perros buscadores de trufas

Las trufas son un manjar delicioso que se utilizan en la cocina por su aroma y apreciado sabor. Cada vez son más las personas que se aficionan a buscar trufas recurriendo a las herramientas que tienen a su disposición para ello. Los perros buscadores de trufas son caninos que han sido entrenados para buscar trufas.

Se puede adiestrar cualquier perro, aunque se recomienda recurrir a razas con un tamaño no muy grande, tranquilas, sociables y obedientes. Suele recurrirse a sabuesos, perros de caza, conejeros portugueses y perros sin ninguna raza.

Las hembras suelen tener un olfato más desarrollado que los machos, así que son las preferidas para buscar trufas. También es recomendable adiestrar a los perros buscadores de trufas desde cachorros porque aprenden mucho mejor que en una edad adulta. Para enseñar a los perros truferos, se recomienda usar trufa fresca, que no congelada, aunque también se pueden comprar perros buscadores de trufas ya enseñados para tal fin.

Un perro no es como un cerdo, animal que busca por instinto y saca de la tierra las trufas, ya que necesita aprender a buscar trufas. Lo bueno que tienen es que no tendrán la tentación de comerse las trufas, algo que sí harían los cerdos si pudieran ya que las buscan con fines alimentarios.

Las trufas se caracterizan por el gran aroma que desprenden, aunque nuestro olfato no es capaz de percibirlo y por ello recurrimos a animales con mayor olfato para buscarlas, tales como las cabras, los perros, los mencionados cerdos y los jabalíes. Sin embargo, aunque en países como Francia se recurre a perros y cerdos, la legislación española solo permite utilizar los perros en la búsqueda de trufa.


Publicación más antigua Publicación más reciente