Trufa Negra, el manjar más codiciado

Su potente aroma y su intenso sabor la han convertido en el diamante de la alta cocina.

Escondida bajo tierra como los grandes tesoros, la trufa negra o Tuber Melanosporum es uno de los hongos más codiciados por la alta cocina. Su potente aroma y su intenso sabor le ha permitido elevarse a la categoría de exclusivo producto gourmet, profundamente deseado por los paladares más exigentes.

La trufa negra posee una piel muy fina color negruzco con tonos violetas, mientras que en su gleba o carne se observan vetas blanquecinas cerca de la piel y un negro violáceo hacia el centro de la misma. Su recolección se lleva a cabo de noviembre a marzo en los bosques de encinas de los montes de Aragón, Castilla y León y Cataluña, principalmente. Actualmente España lidera el ranking de producción mundial, aunque históricamente la región francesa de Perigord haya sido la más relevante, de ahí que también se conozca como trufa de Perigord.

Debido a su escasez, la trufa de invierno está considerada el diamante negro de la gastronomía. Este hongo, al que ya se rindieron egipcios, griegos y romanos, destaca por su intenso aroma con toques picantes y la exquisitez de su sabor ligeramente amargo, proporcionando características únicas a los platos de pasta, ensaladas, huevos, carnes, etc.

La trufa negra no admite ningún tipo de cocción y el mejor modo de gozar de todas sus propiedades es consumirla en fresco. La mejor manera de garantizar la conservación de sus propiedades es envolviéndola con film transparente y asegurarse de que no respire para que no pierda su aroma. Para utilizar la trufa durante todo el año se recomienda su congelación. De este modo, cuando se precise su uso, se retirará únicamente la cantidad deseada, evitando que se descongele el resto.

Al contrario de lo que pueda parecer por su elevado precio, la trufa de invierno está al alcance de todos los bolsillos, ya que no se requiere una gran cantidad para disfrutar de su exquisito sabor. Una pieza de unos 25 gramos permitirá al comensal deleitarse con tan deseado manjar.


Publicación más antigua Publicación más reciente